Saltar al contenido
Himno nacional en Zapoteco

En los últimos años hemos visto con preocupación que el gobierno mexicano, a través del inali y la sep, entre otras instituciones, ha invertido grandes esfuerzos y recursos para traducir el himno nacional a la lenguas indígenas que se hablan en el país.

Sin embargo, estas traducciones poco o nada han beneficiado a las lenguas originarias en el sentido de revitalizarlas y frenar su extinción.

Muchas organizaciones indígenas han demandado políticas lingüísticas más radicales con respecto a las lenguas originarias, pero el gobierno (no importa el color y la bandera política que ostente) y sus instituciones no han hecho más folclorizar las lenguas y tratarlas como piezas de artesanía, para promover el turismo y el indigenismo.

Además, ha sido precisamente el estado mexicano el que durante los últimos dos siglos se ha empeñado en desaparecer las lenguas indígenas. Durante muchos años se prohibieron de manera oficial en las instituciones, se promovió su desprecio sistemático y se implementó un colonialismo de estado que persiste hasta nuestros días.

La traducción del himno representa una continuación de ese colonialismo que bajo el discurso de la unidad nacional justificó el etnocidio al que han sido sometidos nuestros padres y abuelos, y cuyas consecuencias negativas seguimos sufriendo los sobrevivientes. 

Por ello, exigimos al estado mexicano detener este colonialismo disfrazado de patriotismo y en cambio implementar acciones concretas para la revitalización y el fortalecimiento de las lenguas, tales como: 

1) Implementar las lenguas indígenas como lengua de enseñanza, por lo menos en el nivel básico. 

2) Que los funcionarios públicos que laboran en comunidades indígenas dominen la lengua local. 

3) Que la administración pública sea en la lengua local en las comunidades indígenas. 

4) Que los hospitales y centros de salud atiendan a las personas indígenas en sus propias lenguas. 

5) Que las personas y comunidades indígenas puedan realizar sus gestiones en sus propias lenguas. 

6) Que los indígenas puedan disponer de documentos de identidad y documentos oficiales en sus lenguas. 

7) Que se conviertan en realidad muchas de las legislaciones en materia de pueblos indígenas que ha suscrito el estado mexicano, pues son maravillosas en la letra, pero lejos de ser reales en la vida cotidiana de los pueblos. 

¡Basta de folclor nacionalista! 

¡Ya superen el colonialismo de estado!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Himno nacional en Lengua Indígena